Ir al contenido principal

El Problema de los Taxis y UBER en Bogotá.

Más que empresarios se comportan como mafias organizadas, que ejercen presión política a los gobiernos locales, mediante el uso de vías de hecho. Fomentan paros que paralizan la ciudad, siembran el caos y agitan la tranquilidad ciudadana. ¿No deberían considerarse estos actos como sediciosos y terroristas? o ¿son solo libres expresiones de un gremio que cada vez evidencia más su peso político basado en el monopolio y la presión? El mes de Julio parece ser ya una tradición para los paros de taxis, hace un año hicieron los mismos bloqueos.


Con cierta periodicidad es común ver en Bogotá (una ciudad cosmopolita con más de 8 millones de habitantes y una de las más grandes del mundo) una parálisis sufrida por causa de las constantes demandas y peticiones -muchas veces injustificadas- de un gremio que crece sin control, sin mayores vigilancias y bajo la mirada de gobiernos complacientes; que ceden y ceden ante las presiones de este grupo  - casi siempre ejercidas por las vías de hecho-, el cual se ha afianzado en la capital y que amenaza con extenderse al resto del país. 

Si, correcto. Es el gremio de los taxistas. Todos de una u otra forma, hemos tenido un contacto y/o experiencia afortunada o desafortunada -más son las desafortunadas- con algún miembro de este particular grupo de trabajadores en nuestra ciudad. Son una impresionante fuerza laboral que supera -mal contados- los 30.000 vehículos de servicio público local. Los taxis, los amarillitos, los zapatos, etc., son solo algunos seudónimos por los que se les conoce. 

Deberían ser una fuente prospera de trabajo, con ganancias proporcionales a la labor que realizan. Deberían ser incluyentes, cooperativos, participativos, propositivos, pero nada de esto es realidad. En cambio son todo lo contrario.

El gremio está manejado y MONOPOLIZADO, por un muy pequeño grupo de empresarios -¿Tan raro en Colombia no? - los cuales se lucran del trabajo de la mayoría, sin salarios básicos o mínimos, trabajando a destajo, sin seguridad social, sin opción de hacerse partícipe de los jugosos dividendos, sin posibilidad de agremiarse verdaderamente, sin opciones de emprendimiento o independencia. Mejor dicho: sin nada, nadita nada, nadita ea. 

Todo empieza con los elevados precios de los cupos, los cuales -absurdamente- cuestan más que el mismo vehículo. Esto hace imposible que un conductor "se haga" a su propio cacharrito. Antiguamente muchos conductores eran los propietarios de sus propios taxis. Tenían negocios familiares y la nave pasaba de generación en generación, siendo el sustento para la familia, y así, de muchas familias que tenían en sus cacharros una fuente verdadera de progreso y supervivencia.

Algunos propietarios se empezaron a agremiar en cooperativas de taxis, las cuales los organizaban, les brindaban servicios complementarios (como el radioteléfono) con el propósito de incrementar sus ingresos y dar bienestar. Hacían clubes de taxis, en donde buscaban importar vehículos nuevos, repuestos y accesorios  a mejores precios (la unión hace la fuerza, dicen por ahí), promovían el compañerismo y se fortalecían como gremio, dando cada vez más mejores beneficios a sus afiliados y a sus clientes. Hasta ahí todo bien. Pero de pronto; surgen en los años setenta, una nueva serie de personajes, ávidos y hambrientos de poder y dinero. No muy ilustrados, pero lo suficientemente avilés e inteligentes para visualizar el futuro emporio que vislumbraron en el alba de un fructífero negocio (Muy mal regulado por el gobierno) que crecía sin ton ni son, sin directrices claras por parte de la autoridad, un verdadero caldo de cultivo para negociantes inescrupulosos y más avispados que nuestros ilustres y cultivados dirigentes locales -Los de la época y los actuales, da lo mismo- quienes nunca vieron el problema social que se cernía sobre los incautos taxistas de la ciudad, y posteriormente sobre ellos mismos y las clases acomodadas de la capital.

Los "avispados" se dieron cuenta que el negocio estaba en hacerse a una flotilla de taxis, empleando a otros conductores y cobrándoles una cuota diaria. ("Fomentando el empleo caballero" Respondería hoy en día con voz recia y agropecuaria su principal autor y protagonista)

Esta modalidad se fue abriendo paso. Otros trataron de hacer lo mismo; pero entonces, los avispados hicieron su siguiente jugada: Incrementar gradualmente el valor del cupo de cada vehículo. (El "cupo", es el derecho que se paga al gobierno por inscribir un vehículo para trabajar como taxi. Sin este cupo o permiso, no se puede ejercer el oficio. Incluso, si se tiene el vehículo. Un taxi se lo venden en cualquier concesionario, otra cosa es que Ud pueda trabajar con él.) Esta jugada maestra, sacaba progresivamente del juego a aquellos que quisieran entrar nuevos en el negocio, los taxistas tradicionales y propietarios minoristas, les pareció cheverísimo el invento. Esto perpetuaría su participación en el negocio, asegurando per secula seculorum  su sustento para sí y sus familias, pero nunca contaron que en un futuro; sus jóvenes vástagos, esos cachifos que crecieron de la dulce teta del cacharro, quienes se beneficiaron de las arduas jornadas tras el volante, de las interminables noches y calurosos días manejando; no quisieran ya ser parte de la noble tradición familiar. Claro, la navecita les había dado el sustento necesario e incluso más, como para que ellos - a diferencia de sus padres -  fueran a la universidad, se prepararan y lógicamente quisieran cambiar de vida y de estrato social.  

Ellos no lo notaron (Los taxistas propietarios originales) pero los "avispados" sí. Se dieron entonces a la tarea de ir comprando uno a uno los taxis de los viejos jerarcas del gremio (Y el gobierno dormido... o en contubernio? Quizá.) luego siguieron con las cooperativas, después con las empresas pequeñas y al final se apoderaron de un abrumador 80% del total de los taxis que circulan en Bogotá. (Y ¿que paso con las leyes anti monopolio? ¡Pregúntele a Vargas!)

Hoy en día, este prospero emporio empresarial de "Los Avispados", maneja a su antojo el transporte de taxis de la ciudad. Pone en jaque a la administración y al gobierno cada que les da la gana. Ordenan (Bajo la mesa claro está) movilizaciones, paros, marchas, protestas y toda clase de acciones por las vías de hecho; colocando de "rodillas" a los gobernantes de turno. Han logrado tanto poder, que se atreven a evitar el desarrollo de nuevas empresas o tecnologías, que atenten contra su imperio (Lease UBER, SITP o cualquier app que busque la libre competencia frente a estos monopolios) o puedan significar una competencia. 

Recuerden el problema tan berraco que tuvo el gobierno para regular a los taxistas del aeropuerto; una mafia que impedía que cualquier otro participara del negocio. Ridículas resultaban sus demandas, argumentaban que ellos venían haciendo esto desde hace años, como si se trataran de una suerte de clanes o linajes con derechos adquiridos cual monarcas europeos. 

El problema con los UBER, se basa solo en el control del gremio. En el posible desplome en el valor de los cupos que ellos mismos se encargaron de inflar. Si estos precios se llegasen a caer, o el gobierno -POR FIN- los llegase a regular; los conductores podrían adquirir sus propios vehículos, abrirían el mercado y generarían competencia; con la consecuente reducción de tarifas, beneficiando al cliente en precios y calidad. Solo los mejores y aquellos que quieren prestar el servicio sin la odiosa frase ¿hacia a donde va? prevalecerían. Sería el fin del monopolio de "los avispados" y la ciudadanía podría disfrutar al fin de un transporte público de mayor calidad.

By:FENB










Links Relacionados:

http://lasillavacia.com/elblogueo/la-pildora-del-dia-despues/5990/los-duenos-de-bogota

http://www.semana.com/nacion/articulo/monopolio-taxis-imperialismo-amarillo/266991-3#

http://www.revistadonjuan.com/historias/los-taxistas-no-son-hijueputas-uldarico-pena-el-zar-de-los-taxis+articulo+14501877

http://www.dinero.com/pais/articulo/por-que-no-taxis-bogota/65264

http://www.pulzo.com/nacion/142186-mintransporte-busca-evitar-el-monopolio-de-companias-de-taxis-en-los-aeropuertos-del

http://www.las2orillas.co/uldarico-el-senor-de-los-taxis-que-arrodillo-al-gobierno/


ULTIMA HORA

Julio 29 de 2015 - Con respecto al paro de taxistas que se adelanta en Bogotá y otras ciudades. 
Voceros de los taxistas aseguraron que este paro es promovido por políticos aspirantes al consejo de Bogotá.

Link:  http://www.bluradio.com/#!106287/los-que-convocaron-paro-de-taxistas-son-candidatos-al-concejo-hugo-ospina










Comentarios

Entradas populares de este blog

EXAMEN DE ESTADO ICFES COLOMBIA (Preguntas y Respuestas)

Guias y Cuadernillos de Entrenamiento para el Examen de Estado ICFES Colombia 2013 En este post, encontrará la guia de ejemplos de las preguntas realizadas en el examen de Estado ICFES Y El Cuadernillo de entrenamiento real del ICFES para las pruebas de Estado. Se pueden consultar en linea o bajarlos para su impresión y estudio.
Buena suerte... ;D
By FENB

CARTILLA EJEMPLO - ESTILO DE PREGUNTAS Examen de Estado ICFES Saber 11 Colombia

Consuelo Moure actriz y madre de Santiago Moure falleció en Bogota

Triste adiós a una de las grandes actrices colombinas de todos los tiempos, Consuelo Moure.
En la ciudad de Bogotá, falleció ayer la reconocida actriz colombiana Consuelo Moure, madre del también actor Santiago More.  
Con más de 52 años de carrera en las artes escénicas, la gran Consuelo Moure, participo en infinidad de telenovelas, películas y series de televisión. En los últimos años hacia apariciones exportadoras en series y dramatizados nacionales. Dedicada recientemente a su campaña para alcanzar una curul en el senado de la república, vio truncado su sueño en las pasadas elecciones. Pretendía trabajar en pro del bienestar de los actores y artistas colombianos y en general para mejorar las condiciones laborales del gremio artístico del país.
Cofundadora de una de las mas importantes escuelas teatrales del país "Siglo XXI" se destaco por ser una profesional polifacética, de mucho carisma y gran profesionalismo. Su hijo; Santiago Moure, siguió los pasos de su progenitor…

Fidi BD Bacatá. Análisis del proyecto

BD Bacatá, ¿Estafa o Gran Inversión?

Comparto textualmente los artículos de la pagina especializada en arquitectura "La Torre de Babel", en donde se hacen varios informes, que más que eso, deben ser denuncias sobre el "Proyecto" BD Bacatá en el centro de la ciudad de Bogotá. Reconocidos Arquitectos como Willy Drews, han realizado artículos, charlas e incluso conferencias sobre el tema, denunciando estos hechos. Es realmente indignante; solo hay que leerlo y tener un poco de sentido común para entender los muy acertados argumentos del columnista, comprender el porqué es inviable y hasta pasa por lo inescrupuloso este "proyecto" arquitectónico.

No hay que ser versado, erudito o profesional de la construcción para darse cuenta del tamaño despropósito que plantea el "proyecto", que trata de captar ingenuos para invertir en este elefante blanco de la arquitectura bogotana.
En meses anteriores ya había denunciado en este espacio estos hechos, e inexplic…